Un viaje hacia uno mismo

En 2014 Albert Bargués parte con el Sterna rumbo a la latitud 80 en el Océano Glaciar Ártico, buscando el verano más largo. Surcando los polos, Bargués perseguirá el sol sin perderlo de vista en 365 días. Goroka se enrola con él en este apasionante viaje…

Latitud 80º

Sterna paradisaea es el nombre científico del charrán ártico, un ave marina que hace la migración más larga conocida en el reino animal: unos 71.000 km anuales. Tras criar en las zonas boreales, vuela hasta las aguas de la Antártida para después emprender el viaje de regreso. Siempre en latitudes en las que nunca se pone el sol. Los científicos calculan que este pequeño pájaro de tan solo 100 gramos recorre en su vida lo equivalente a tres viajes de ida y vuelta a la luna.

Albert Bargués mirando la carta náutica junto al escritor y guionista Javier Argüello
Albert Bargués mirando la carta náutica junto al escritor y guionista Javier Argüello

La historia de las grandes expediciones suele empezar así: con la idea peregrina de alguien que -la mayor parte de las veces sin los recursos necesarios- se fija una meta desmesurada y sólo entonces empieza a imaginar las formas de alcanzarla.

Latitud 80 cuenta el nacimiento y derrumbe de una empresa que pretendía recorrer a vela  los polos helados del planeta, y propone una reflexión acerca de las motivaciones -y las obsesiones- que nos llevan a querer adentrarnos en lo desconocido.

Javier Argüello

Teaser Latitud 80º

Mi fascinación por la aventura me viene ya de pequeño, cuando leía los cómics de Tintín, y siguió gracias a Melville, Conrad y Stevenson. Por eso cuando oí hablar a Albert de los “lugares de la tierra a los que solo se llega navegando” me atrapó al instante.

Guille Cascante, director

En este viaje -desde Barcelona y pasando por Tromso, los fiordos de Finnmark, el Cabo Norte, la Isla del Oso y Svalbard- los tripulantes del Sterna cruzarán la naturaleza más salvaje, vivirán un viaje más allá del pasado, un viaje fuera del tiempo para internarse en el entorno más duro de los confines de la Tierra. Pero no solo se deben trampear las fuerzas de la naturaleza, a veces el destino nos va en contra y las dificultades y el cansancio nos pueden vencer.

El estreno de Latitud 80º llenó el Phenomena.
Back to top Back to top